Infecciones por Parásitos y Protozoos

Pneumocistis Carinii Pneumonía (PCP)
Es un tipo de pulmonía (infección del pulmón), causada por el protozoo Pneumocistis Carinii, común en nuestro medio ambiente. Se diferencia de la pulmonía bacteriana porque no es contagiosa. Sigue siendo la causa principal de muerte en los países en vías de desarrollo.
Esta infección provoca tos y falta de aire que pueden ser alarmantes.
No es frecuente entre personas sanas. La mayoría de las personas se infectan antes de los cuatro años de vida, pero la infección es asintomática, el microorganismo permanece, y se reactiva cuando existe una disminución de la inmunidad. A pesar de que existen tratamientos, sigue siendo una de las principales causas de muerte en la infección por el VIH. La mejor manera de manejarla es tratando de evitarla.
Gracias al tratamiento profiláctico esta descendiendo y se estima que la mitad de las personas con VIH/SIDA tendrán uno o más episodios.
Experimentos han demostrado que es transmisible y que la vía aérea parece constituir el principal mecanismo de transmisión. Algunos autores sugieren que es posible la transmisión interpersonal en personas inmunodeprimidas.

Manifestaciones Clínicas
Los síntomas más comunes son: fiebre persistente, sudores nocturnos, tos seca, pérdida de peso, dificultad al respirar, fatiga y enzimas del hígado elevadas durante semanas o meses. La radiología de tórax muestra infiltrados difusos en ambos pulmones.
Al diagnóstico, se llega por la visualización microscópica mediante tinciones de muestras de esputo, lavado broncoalveolar o biopsia transbronquial.
La PCP se debe sospechar en personas VIH+ con problemas a las vías respiratorias, nivel de CD4 <50, radiografía de tórax con opacidades granulares y esputo no purulento.

Tratamiento
Para la prevención y tratamiento se utilizan: Bactrim/ Septra, Dapsona (cerca del 50% de las personas no la toleran, para evitar una alergia a estos medicamentos se sugiere comenzar con dosis pequeñas hasta llegar a la cantidad indicada); Pentamidina en aerosol (se administra una vez al mes) y Atovacuona.
Bactrim o Septra: se considera como droga superior, puede también prevenir la Toxoplasmosis y las infecciones bacteriales.
Un beneficio importante al utilizar drogas para la profilaxis por vía oral, como la Dapsona o el Bactrim o Septra, es la prevención de la Pneumocistis extra pulmonar. La Pentamidina solo protege los pulmones, mientras que la droga oral previene la Pneumocistis en forma sistemática, o sea opera en cualquier sitio del organismo donde el virus se encuentre presente.

Efectos Secundarios
Bactrim o Septra:
reacciones alérgicas de la piel como salpullidos, fiebres leves, náuseas, disminución en el recuento de glóbulos blancos, plaquetas e irritaciones en el hígado. Las personas deben avisar a su médico de la primera aparición de erupciones o de otros posibles efectos secundarios.
Dapsona: náuseas, vómito, salpullidos, disminución en los recuentos de glóbulos rojos y blancos, y problemas hepáticos. Las personas con deficiencias en el G6PD (indicador de las funciones hepáticas), tienen una mayor predisposición a la hemólisis (destrucción de los glóbulos rojos), por lo tanto, este examen de laboratorio debe ser practicado antes de comenzar a utilizar la droga.
La mayoría de los efectos secundarios producidos por las drogas, son producidos de acuerdo al nivel de salud de la persona. Las personas más enfermas tendrán mayor predisposición a experimentarlos. Las personas que usan estas drogas deben estar atentas a cualquier reacción alérgica para tratarlas oportunamente.
Pentamidina en aerosol: tos y carraspera o resequedad en la garganta, que puede minimizarse o eliminarse mediante el uso de un broncodilatador como la Terbutalina o el Albuterol, ardor en la parte posterior de la garganta, sabor desagradable en la boca, espasmos pulmonares breves y en casos raros una hipoglicemia leve. Estos efectos secundarios son temporales y desaparecen después de la sesión de terapia. Otros problemas asociados con el uso de la Pentamidina en aerosol son: el neumotorax o colapso pulmonar, Pancreatitis que puede ser un efecto secundario potencial, especialmente para las personas que utilizan el ddI.

Prevención
A pesar de que no se conoce si existe transmisión interpersonal entre personas inmunodeprimidas, se recomiendan que no exponerse ni compartir la misma habitación hospitalaria.

¿Quienes deben hacer uso de la profilaxis para la PCP?
•Todos las personas bajo riesgo de desarrollarla deben hacer uso de profilaxis.
•Cualquiera que ya haya tenido la enfermedad.
•Cualquiera con diagnóstico de otra condición asociada con el SIDA que no haya desarrollado previamente una PCP, especialmente aquellos con Sarcoma de Kaposi o linfomas y que están bajo quimioterapia.
•Las personas con síntomas relacionados con el SIDA como: Candidiasis oral, Leucoplasia vellosa, sudores nocturnos y pérdida de peso, y además recuentos de CD4 <400. Mientras más bajo sea el recuento, mayor es la posibilidad de tener PCP.
•Las personas con el VIH que a pesar de estar saludables y asintomáticas, presenten recuentos inferiores o cercanos a 200 CD4, están con riesgo de desarrollar infecciones oportunistas.
•Las personas asintomáticas con recuentos de CD4 entre los 200 y los 400 podrían considerar consultar a sus médicos sobre una posible profilaxis. Otros factores que puede considerar serían los niveles elevados de la beta 2 microglobulina, del antígeno p24 o cuando se tenga una enfermedad pulmonar crónica preexistente.

Desde que la profilaxis de la PCP fue recomendada para las personas con recuentos <200 CD4, la mayoría de los médicos reportaron pocos casos de la infección en personas con CD4 >200.

Durante el embarazo se aconseja realizar quimioprofilaxis con Cotrimoxazol, por sus posibles efectos teratógenos se puede descontinuar durante el 1er trimestre de la gestación y en tales casos sustituir con aerosoles de Pentamidina debido a su falta de absorción sistémica.

PCP en Niños
La PCP es infección diagnóstica de SIDA en un alto porcentaje , sobre todo en el primer año de vida. Los niños menores de 1 año con CD4 <1.500 tienen un 90% de riesgo de padecerla.
Las manifestaciones clínicas, el diagnóstico y el tratamiento no difieren de los del adulto.
Se aconseja que se haga profilaxis primaria a todos los niños menores de 1 año hijos de madre VIH con síntomas y/o CD4 <1.500; la profilaxis debería empezarse a las 4-6 semanas de vida y suspenderse en caso de no estar infectados. En los mayores de esta edad se recomienda cuando su cifra de CD4 es inferior a los valores correspondientes a su edad. El fármaco de elección es el Cotrimoxazol y su alternativa el aerosol de Pentamidina. Para prevenir la recurrencia debe mantenerse de por vida.

Drogas para Profilaxis y Tratamiento

TMP/SMX (Septra o Bactrim)
Dosis:

•Dosis Baja: 1 tableta 3 veces a la semana
•Dosis Alta: 1 tableta al día
Ventaja:
•previene/retarda la PCP
•previene la PCP extrapulmonar
Desventaja:
•Posibles reacciones alérgicas y otros efectos colaterales (El Leucovorina puede prevenir cierta toxicidad de la droga)

Dapsona
Dosis:
•Dosis Baja: 100 mg. 1 tableta 2 veces a la semana
•Dosis Alta: 100 mg. 1 tableta diaria
Ventaja:
•Previene o retarda la PCP
•Previene la PCP extrapulmonar
•Puede prevenir la Toxoplasmosis combinado con Pirimetamina
Desventaja:
•Posibles reacciones alérgicas y otros efectos colaterales

•Pentamidina Aerosol (Aeropent)
Dosis:
•30mg. cada mes, o 150 dos veces al mes
Ventaja:
•Previene o retarda la PCP
Desventaja:
•Efectos colaterales desde suaves hasta severos
•Se aumenta la tasa de crecimiento del virus.
•Riesgo de Pneumocistis en órganos diferentes a los pulmones


Agrupación de Personas, Amigos y Familiares que viven y/o trabajan con el vihsida en Chile



consultas@vih.cl

volver a temario
volver a Infecciones oportunistas

ir arriba
ir a próxima página

miércoles, 10 mayo 2017
Última modificación: Mayo 2017
E.V. Sistemas +56 9 9 397 89 59 - Todos los Derechos Reservados ®