Alimentación Precausiones y datos útiles


Alimentos que debes evitar cuando vives con el VIH/SIDA


Huevos crudos:
Mayonesa, salsa holandesa, salsa golf, huevos cocidos blandos, huevos fritos, cualquier tipo de tragos que contengan huevo (vaina, pisco sour), masa para queques o tortas crudas.
Pescado y Mariscos crudos:
Ceviche, ostras, choritos, machas, almejas, etc., cualquier tipo de marisco y pescado deben estar bien cocidos.
Carne cruda o término medio:
Carpaccio, tártaro, crudos, etc. Todo tipo de carnes deben estar bien cocidas, las que aún están rojas al centro son peligrosas para tu salud.
Quesos:
Brie, Camembert, Roquefort, Blue Cheese.
Miel cruda:
Es importante evitar el azúcar y los endulzantes artificiales. La miel es un excelente endulzante, pero debe ser miel procesada (centrifugada y cocida).
Pan añejo (con hongos):
debes botar el pan añejo o el pan que debido a la humedad está con moho (hongos).
Queso añejo (con hongos):
Cuando veas que el queso que tienes en el refrigerador está con hongos, debes botarlo. El queso, como el pan, deben consumirse frescos.
Comida preparada y congelada:
La comida que prepares o descongeles no debe permanecer a temperatura ambiente. Si cocinaste y te sobró comida, debes guardarla en un envase hermético inmediatamente en el congelador. Si usas comida congelada, debes descongelarla y calentarla al momento de comer.
Frutas y Verduras:
Debes evitar comer frutas con cáscara. No basta con lavarlas bien, además debes pelarlas. Evita comer frutas que estén comenzando a descomponerse, cortar la parte que está en malas condiciones no es suficiente. En cuanto a las verduras, debes lavarla con cuidado y con mucha agua, ojalá puedas escobillarla y luego dejarla remojando en agua con desinfectante. Si no tienes desinfectante, puedes agregar unas gotitas de cloro al agua o jabón antibacteriano.
Alimentos perecibles fuera del refrigerados:
No dejes alimentos perecibles fuera del refrigerador como leche, queso, huevos, carne o restos de comida a temperatura ambiente.
Tarros de conservas en mal estado:
Si tienes algún tarro de conserva que presenta algo de óxido en la lata debes botarlo. No debes guardar los restos de conserva en la misma lata, busca algún frasco (plástico o vidrio) que esté en buen estado y limpio y guarda lo que sobró bien tapado en el refrigerador.
Conservas caseras:
Generalmente las conservas que se preparan en casa no han sido sometidas a desinfección. Es conveniente que las evites.
Agua de la llave:
Es preferible que sólo consumas agua envasada, filtrada o hervida para evitar el riesgo de contraer Criptosporidium, Giardia y otros parásitos.

Cuidado!!
Investigaciones recientes han demostrado que el pomelo y el jugo de pomelo aumentan los efectos de algunas drogas, incluyendo algunos Inhibidores de Proteasa (Crixivan e Invirase), antihistamínicos (Seldane), medicamentos para el corazón (Plendil y Procardia), sedantes (Halsion y Versed), y otras drogas.
Algunos efectos secundarios adversos que se han detectado de la interacción del pomelo (y jugo de pomelo) con estos medicamentos, incluyen: aceleramiento del pulso, mareo, arritmias cardíacas.
Asegúrate de conversar con tu médico antes de consumir pomelos o su jugo si estás tomando alguna de las drogas antes mencionadas.

Acido Fólico y el Embarazo
Defectos del tubo neural como la espina bífida son anormalidades congénitas en la formación de la médula espinal. Ocurren en 1 a 2 bebés de cada 1.000 recién nacidos y pueden causar una minusvalía severa. Cuando el ácido Fólico (una de las vitaminas de complejo B), se toma durante los primeros tres meses de embarazo, la probabilidad de dar a luz a un bebé con éste tipo de anormalidad se reduce significativamente. Las mujeres que han dado a luz a un niño con un defecto del tubo neural y que están planeando otro embarazo, deben ser asesoradas por su médico para tomar más ácido Fólico.

Hierro y Calcio
El hierro y el calcio merecen una mención especial porque las carencias nutricionales es común en los adultos sanos.
La menstruación aumenta la necesidad de hierro del cuerpo, algunas mujeres de 18-50 años de edad, especialmente las mujeres que sangran mucho, pueden beneficiarse de un suplemento.
Las personas que no comen suficientes alimentos ricos en calcio (productos lácteos, sardinas, salmón con huesos, vegetales frondosos y verdes oscuros, moluscos y crustáceos) no pueden satisfacer los requisitos de su cuerpo con este mineral importante que fortalece huesos. Puede recomendarse la administración de suplementos de calcio.


Reglas básicas de precaución al escoger y manipular Alimentos


Frecuentemente después de una diarrea, dolores intestinales, náuseas o vómitos decimos:
"Creo que comí algo que me cayó mal"

Esos son los síntomas causados por los alimentos contaminados por bacterias que tuvieron la oportunidad y el medio ideal para desarrollarse. Los resultados son intoxicación y envenenamiento.
Los microbios causantes de estos problemas son difíciles de descubrir, generalmente no afectan el color, apariencia, olor, textura o sabor de los alimentos, sin embargo, son el origen de enfermedades que van desde simples malestares hasta severas dolencias que pueden poner en peligro tu vida.
En el caso de personas con el VIH con el sistema inmunológico debilitado, la posibilidad de contraer enfermedades por alimentos contaminados es mayor. Una vez adquiridas estas infecciones son difíciles de combatir porque se repiten con frecuencia hasta convertirse en casos crónicos hasta el punto de llegar a ser fatales. La mayoría de las infecciones contraídas por alimentos contaminados se deben al mal manejo y conservación de éstos (Ver Infecciones Oportunistas).
Las personas con el VIH, pueden protegerse siguiendo ciertas reglas básicas de precaución al comprar, escoger, almacenar, preparar los alimentos y teniendo un conocimiento general sobre los peligros de las bacterias más comunes y dañinas, los alimentos donde se encuentran y cómo se desarrollan.
El VIH no se adquiere por los alimentos, sanos o contaminados.

En el mercado
•Compra alimentos que no se descompongan fácilmente
•Verifica las fechas de vencimiento, envases o latas, no deben estar dañadas y sus sellos deben estar intactos.
•La leche y todos sus derivados deben exhibir impresa la palabra "pasteurizado"
•Las carnes, pescado y aves deben ser frescas, de buen aspecto y color, (los pescados deben tener las escamas firmes, ojos brillantes y agallas rojas) y deben ser empacadas en bolsas plásticas individuales. Así evitarás que el goteo de un paquete se mezcle con otro, reduciendo así el riesgo que las bacterias de un alimento contaminen a otro.

En el restaurante
En los restaurantes debes abstenerte de comer los mismos alimentos que evitas en tu casa. Ordena alimentos completamente cocidos. Si al servirlos están medio crudos y necesitan más cocimiento, devuélvelos.

En el exterior
No todos los países gozan de las mismas normas de higiene y sanidad, si tienes el VIH debes tomar precauciones adicionales al viajar al exterior.
Una de las mayores preocupaciones es la calidad del agua.

•No tomes agua sin antes hervirla o toma bebidas gaseosas, enlatadas o embotelladas. El hielo de tus bebidas también debe estar hecho de agua previamente hervida
•Evita las ensaladas y los vegetales crudos

En tu casa
Algunos de los trastornos causados por alimentos contaminados se deben al manejo inadecuado durante su almacenamiento y preparación, para evitarlas sigue las siguientes recomendaciones:

•Manten tus manos limpias, así como las repisas, refrigeradores, cuchillos, esponjas, toallas y útiles de cocina
•Refrigera o congela los alimentos perecibles tan pronto como llegues de compras, la demora permitirá que la temperatura de los alimentos aumente para activar el desarrollo de las bacterias
•Los alimentos deben mantenerse en el refrigerador a 4ºC
•Las carnes de vacuno, cerdo, ave, pescado y mariscos deben guardarse separados en bolsas plásticas y en la parte baja del congelador o refrigerador para prevenir la contaminación a otros alimentos mediante goteos
•Las frutas frescas y verduras crudas deben lavarse y refrigerarse
•Evita el contacto entre alimentos crudos y cocidos
•Los alimentos deben almacenarse en vasijas cubiertas y separados
•Lávate las manos con agua caliente y jabón antes y después de manipular alimentos
•Protéjete de cualquier corte que tengas
•Usa las toallas de tela o de papel sólo una vez
•No uses tableros de madera, los de material plástico son más fáciles de limpiar y desinfectar
•Cocina los alimentos descongelados tan pronto como sea posible
•Controla la contaminación de los alimentos cociéndolos a temperaturas elevadas, indispensable en carnes, aves y comidas marinas
•Refrigera o congela los alimentos cocidos y pone una etiqueta con la fecha en los envases a guardar. Usa envases pequeños y que se puedan cerrar bien
•Guarda los alimentos cocidos por un máximo de 3 días en el refrigerador y de 30 días en el congelador
•Recalienta los restos de alimentos a una temperatura superior a 75ºC

Al escoger la forma de cocinar
•Hervir:
introduciendo en agua fría si quieres un buen caldo
introduciendo en agua caliente si quieres conservar el valor nutritivo del alimento
•Asar:
carnes y pescados grasos, en el horno convencional conservarás los principios nutritivos, más en el micro ondas
•Freír:
incorporas la grasa del aceite al alimento, tiene más calorías, y la comida se digiere peor

Para conservar el mayor valor nutritivo, evita
•Remojos prolongados
•Exceso de agua en la cocción
•Raspar, pelar, lavar, trozar en exceso
•Calentar las sobras varias veces


Agrupación de Personas, Amigos y Familiares que viven y/o trabajan con el vihsida en Chile



consultas@vih.cl

volver a temario

ir arriba
ir a próxima página

martes, 9 mayo 2017
Última modificación: Mayo 2017
E.V. Sistemas +56 9 9 397 89 59 - Todos los Derechos Reservados ®