Isapres

El enfermo de SIDA, cuando debe ser internado, sufre en carne propia la discriminación.
Las Isapres (en su mayoría) no se hacen cargo del enfermo, a pesar de que haya pagado puntualmente sus cuotas.
Las Isapres han proliferado en el país y es sabida la competencia que existe entre ellas para captar población. Por una cuota mensual que nunca es barata ofrecen diversos planes y servicios. El plan más caro va a tener una cobertura mayor, esto significa tener cobertura en ciertas enfermedades a las que cualquiera está expuesto, como por ejemplo: las infectocontagiosas como el SIDA.
Estas empresas son, ante todo, empresas comerciales y no están dispuestas a perder dinero. El tratamiento del SIDA es costoso. Pueden atender un lavado de una herida o la tapadura de una muela, pero cuando se trata de enfermedades caras aparecen las excusas formales.

Excusas formales
En el caso del portador sano, alegan que no es una enfermedad. Si se trata de un enfermo de SIDA, sostienen que es una enfermedad que no está contemplada por los reglamentos. La excusa real es que es una enfermedad en cualquiera de los dos casos, muy cara y que las empresas no están dispuestas a aceptar que sus ganancias se vean disminuidas.

La solución que se le puede dar a una persona con VIH/SIDA, al que se le presente un problema de negación de la atención de su salud por parte de una Isapre, a la que aportó durante algún tiempo, es presentar un Recurso de Amparo. Este trámite es sencillo:

1) Presentar ante un juez, el motivo fundamental, en este caso su enfermedad.
2) El fallo del juez se dicta en corto plazo
Cualquier información al: Ministerio de Salud.

Exámenes no Codificados
Como es sabido, todas las personas que tienen el VIH/SIDA, deben hacerse trimestralmente exámenes específicos para controlar su salud y la evolución de la infección.
Exámenes como: RECUENTO DE LINFOCITOS CD 4, por Citometría de flujo ($ 24.000) y EXAMEN DE CARGA VIRAL ($ 72.000) no están codificados por todas las isapres, esto significa que no tienen cobertura ni reembolso.

Tú puede escribir una carta y solicitar el reembolso a la Contraloría Médica de la Isapre, pero no todas tienen buena disposición y atención. Solicitan infinidades de antecedentes, cartas, certificados médicos y estudios clínicos para después negar el reembolso. Este trámite puede durar hasta seis meses.
Entre las Isapres que reembolsan algunos de estos servicios está: Colmena Golden Cross.

Otra deficiencia que presentan estos servicios de salud en sus prestaciones, es el no reembolso de los gastos en medicamentos ambulatorios: el tratamiento óptimo para una persona con el VIH significa un gasto mensual de por vida, cercano a los $ 400.000.

Testimonio y consulta:
Muchas personas hemos ingresado a las Isapres antes de adquirir el virus, por lo tanto, no existe declaración de enfermedad pre existente al momento de solicitar, firmar e iniciar el contrato de salud.
Con el paso del tiempo no se ha declarado por problemas de discriminación (y no debería declararse). Las Isapres son para solucionar los problemas y no agregar más.
La duda que nos invade a quienes ingresamos sanos al inicio del contrato, es que, si hoy llegáramos a declarar la enfermedad, ¿se nos podrían reducir los beneficios del plan o cancelar nuestros contratos?.
En conversaciones con personas que trabajan en la Isapre Colmena Golden Cross la respuesta fue:
"No, no es la política de la empresas despedir o desafiliar a los usuarios por estar enfermos o infectados, si lo hacemos por prestar sus credenciales o facilitar los bonos a otras personas"

Sept. de 1999


El VIH
SIDA NUNCA HA SIDO UNA EPIDEMIA DEMOCRATICA



Agrupación de Personas, Amigos y Familiares que viven y trabajan con el vihsida en Chile



consultas@vih.cl

volver a temario

ir arriba
ir a próxima página

martes, 9 mayo 2017
Última modificación: Mayo 2017
E.V. Sistemas +56 9 9 397 89 59 - Todos los Derechos Reservados ®