Atención Personal de Salud / Personas viviendo con el vihsida

Atención Personal de Salud/Personas con el VIH/SIDA
Todos las personas enfermas deben ser consideradas como potencialmente infecciosas y el manejo de sangre y líquidos corporales, deben ser considerados como infectantes.
El principal peligro que afronta el personal de salud al atender personas con el VIH, es el desconocimiento de su estado clínico. Deben adoptar precauciones que en el caso del VIH, exigen el máximo cuidado en el manejo de sangre, líquidos orgánicos, sobre todo en su extracción y manipulación y se deben tomar medidas adicionales en algunas prácticas como: técnicas invasoras, autopsias o servicios mortuorios, diálisis y trabajo en laboratorios.
Los líquidos considerados de alto riesgo para transmitir el VIH, hepatitis B, C y otros patógenos son: sangre, líquido amniótico, líquido pericárdico, líquido peritoneal, líquido pleural, líquido sinovial, Semen, Secreciones vaginales y leche materna.

La saliva, sudor, lágrimas, orina, vómito, heces y secreciones bronquiales NO se consideran de alto riesgo (para la transmisión de VIH) a menos que estén contaminados con sangre. Sin embargo, todos los líquidos orgánicos deben manejarse de la misma forma.

Recomendaciones para su atención
•Lavado de manos: Siempre lávese las manos antes y después de tener contacto con personas enfermas.
•Guantes: Use guantes siempre que exista la posibilidad de tener contacto con líquidos y secreciones corporales, mucosas o piel no intacta. Las intervenciones quirúrgicas deben realizarse con doble guante.
•Batas: Use bata, delantal o ropa impermeable cuando exista la posibilidad de salpicadura o contaminación de la piel con líquidos de alto riesgo, por ejemplo en cirugía.
•Máscara o lentes: Deben utilizarse cuando se realicen procedimientos que puedan producir salpicaduras como endoscopías, cirugía, procedimientos dentales, etc.
•Prevención de heridas con material punzocortante: Las agujas y materiales punzocortantes deben ser desechados en contenedores no perforables. Estos deben estar disponibles en todas las áreas del hospital o consultorios. Nunca se deben tapar las agujas, pero si es indispensable hacerlo, se deberá colocar la tapa de la aguja en una superficie sólida (ej.: mesa) y se deberá colocar con una sola mano.
•Esterilización: Todos los instrumentos contaminados con sangre o material biológico deben ser tratados con Cloro (blanqueador casero), diluido 1:10 para posteriormente ser esterilizados. Debe vigilarse la calidad de la esterilización.
•Contaminación ambiental: Las superficies contaminadas deben ser limpiadas con agua y jabón y posteriormente desinfectadas con Cloro (blanqueador casero) en dilución de 1:10 a 1:100, dependiendo de la cantidad y características de la contaminación.
•Manejo de ropa: La ropa contaminada debe colocarse y transportarse en bolsas impermeables. Posteriormente hay que sumergirla en Cloro y después lavarla.

El VIH es poco transmisible. Las personas no requiere de aislamiento o manejo en un cuarto especial por el solo hecho de tener el VIH, se deben seguir las precauciones de rutina en el manejo de personas hospitalizadas. Sin embargo, las personas con el VIH, pueden requerir hospitalización por alguna infección oportunista que sea transmisible (tuberculosis), por lo que deberán tomarse las precauciones ante infecciones con riesgo de transmisión hospitalaria.
La Toxoplasmosis, la infección por CMV o EBV, la Criptococosis y muchas otras infecciones oportunistas en personas con el VIH/SIDA, no requieren de medidas de aislamiento adicionales. Toda persona con síntomas respiratorios requiere de una radiografía de tórax y aislamiento respiratorio hasta que no se haya descartado la posibilidad de infección por micobacterias.

Accidentes ocupacionales
El riesgo de exposición laboral al VIH existe y todo hospital o centro de atención debe contar con un departamento para el manejo de situaciones de riesgo para las personas de atención. El riesgo de adquirir la infección por VIH después de una exposición laboral por instrumentos punzocortantes se ha estimado que es del 0.3%.

Si ha ocurrido exposición a sangre o líquidos sanguinolentos, se deben seguir las siguientes medidas:
•Suspender inmediatamente toda actividad
•Exprimir la herida para que sangre
•Lavar con agua y jabón abundantemente
•Acudir al servicio responsable del hospital
•Tomar muestras para detección de VIH y hepatitis B y C en el trabajador
•Evaluar la necesidad de profilaxis
•Dar apoyo psicológico

De acuerdo al grado de exposición, las lesiones se clasifican en alto, mediano, y bajo riesgo:
•Alto riesgo:
ocurridas con agujas huecas contaminadas con sangre proveniente de personas con el VIH/SIDA terminales (donde la CV es alta) y que hayan ocasionado una herida profunda en la piel
•Mediano riesgo: si la punción se produjo con agujas de sutura u otras con lesiones no profundas
•Bajo riesgo: el contacto de sangre o secreciones con piel y mucosas íntegras

Profilaxis Postexposición
Se recomienda que cada centro que atiende a personas con el VIH/SIDA, utilice la combinación de dos NRTIs con los que se tiene mayor experiencia clínica y elabore un protocolo para el manejo de esta situación.
Por la alta probabilidad de resistencia, la evidentes factores de riesgo de seroconversión y el uso de medicamentos en forma combinada en personas con el VIH/SIDA, se sugiere una terapia triple (2 NRTIs y 1 IP), por 4 semanas.
En los accidentes de alto riesgo también se recomienda el uso de AZT por 25 días y es importante que el tratamiento se inicie antes de las primeras 72 horas de ocurrido el accidente. Es capaz de disminuir el riesgo de transmisión casi en un 80%.
En las lesiones de mediano riesgo, se sugiere ofrecer el medicamento y discutir con el afectado los posibles beneficios del tratamiento.
En lesiones de bajo riesgo no se recomienda tomar medicamento.
En las dos primeras categorías, se sugiere no donar sangre u órganos, ni tener contacto sexual sin preservativo en los siguientes 6 meses.

En todo accidente ocupacional se deben tomar muestras (al momento del accidente) para VIH, hepatitis B y C. Posteriormente habrá que hacer controles a los 3, 6 y 12 meses. Toda institución de atención médica debe tener disponible continuamente AZT, para poder administrarlo de inmediato en caso de accidente.

Contacto Accidental
Se debe considerar que existe un posible contacto cuando la persona con la que has sufrido el accidente tiene el VIH o cuando no deja a que se le hagan las pruebas de detección del VIH.

Cuando te encuentres en estos casos debes:
•Acudir al responsable médico de tu empresa o centro de atención
•Solicitar que realicen una valoración clínico serológica y te informen de todo lo que desees conocer
•Informar de cualquier episodio febril o quebranto de tu estado general, que sufras en los próximos meses
•Solicitar que te administren una pauta profiláctica de antirretrovirales
•Saber que puedes requerir seguimiento durante 12-24 meses
•Comportarte como seropositivo: Abstente de donar sangre, órganos o tejidos y mantén relaciones sexuales protegidas

Pinchazo Accidental
Si eres personal de salud consulta la sección anterior. Si has sufrido un pinchazo accidental con una aguja o jeringa abandonada hace lo siguiente:

•Acude a los servicios municipales de salud, a tu médico o a la consulta de un hospital y expone tu caso, denuncia la negligencia, si existe, de los servicios de limpieza municipales
•Si la aguja o jeringa contiene sangre, recójela. Lo más probable es que no sirva para nada, pero en algunos casos podría realizarse la prueba de detección con la sangre existente
•Solicita que realicen una valoración clínico serológica y te informen de todo lo que desees conocer
•Ten presente que puedes requerir revacunación o vacunación, antitetánico y que la hepatitis B se transmite con mucha más facilidad que el SIDA
•Informa a tu médico de cualquier episodio febril o quebranto de tu estado general que sufras en los próximos meses
•Solicita que te administren una pauta profiláctica de antivirales. Pide asesoramiento médico
•Ten conocimiento que puedes requerir seguimiento durante 12-24 meses
•Compórtate como seropositivo: Abstente de donar sangre, órganos o tejidos y manten relaciones sexuales protegidas

La mayoría de los casos documentados de transmisión del VIH a personal sanitario se han producido como consecuencia de un pinchazo accidental con agujas y en casi todos es posible documentar la seroconversión, y se deben tomar las medidas adecuadas para que se considere, en función de la legislación, un accidente laboral.

Preguntas frecuentes

¿Puede alguna persona de salud negarse a atender a una persona con el VIH?
NO. Todo el personal de salud debe hacerse cargo de cualquier enfermo, sin discriminación y sin importar su patología. Si el personal está bien informado, se garantiza la atención de las personas con el VIH/SIDA en las mismas condiciones y con la misma competencia que en todas las demás enfermedades.

¿Quienes están expuestos al riesgo de infección por el VIH accidental en las instituciones de salud?
Principalmente las personas que estén en contacto con sangre o líquidos biológicos, ya que pueden estar infectados con el VIH, enfermeros, laboratoristas, ayudantes, médicos, cirujanos, cirujanos dentistas e investigadores.

¿En qué circunstancias están más expuestos los enfermos y ayudantes?
•Al manipular material punzante o cortante. Estudios confirman que los accidentes más frecuentes se deben a pinchaduras de aguja, especialmente en el momento de taparlas
•Al estar en contacto prolongado con sangre, si la piel está dañada
•Al exponerse a salpicaduras de sangre o líquidos biológicos hacia el ojo o la boca
Esto es válido para todos los puestos de curación, servicios de hospitalización, consultas, endoscopías, urgencias, etc.

¿Las Matronas están expuestas?
Si, de la misma forma que el resto del personal de salud que esté en contacto frecuente con sangre. Está totalmente prohibido trabajar sin guantes, sobre todo durante el examen de la placenta.

¿Los Camilleros o Enfermeros de ambulancia corren algún riesgo?
NO. Las operaciones de tocar, levantar o transportar a una persona con el VIH no implican ningún riesgo. Sin embargo, durante alguna urgencia pueden entrar en contacto con la sangre (por ejemplo, en la compresión de una herida). En estos c asos deben aplicar las mismas reglas de higiene que el resto del personal de salud.

¿El fisioterapeuta encargado de la terapia de personas con el VIH puede contagiarse?
NO. No durante los contactos con la piel sana (masaje, movilización). Si presenta lesiones (ej. escaras), el riesgo justifica el uso de guantes.
En caso de terapia respiratoria, pueden producirse secreciones bronquiales con sangre. Es aconsejable protejerse como el resto del personal de salud cuando exista un riesgo de salpicadura.

¿Puede infectarse el personal de aseo al limpiar el cuarto de una persona con el VIH?
NO. Porque el virus no se transmite mediante el aire o los objetos, a menos que se hiera con objetos infectados como bisturíes arrojados en bolsas de basura, tirados en el suelo o colocados en el lugar de trabajo. Deben usar guantes durante la manipulación de los desechos.

¿Existe algún riesgo para el personal de admisión que recibe a personas con el VIH en el hospital o en consultas?
NO. El virus no se transmite por aire, proyecciones de saliva o sudor; tampoco por el wc, teléfono, ropa, libros, documentos administrativos, joyas o dinero.

Un empleado mordido por una persona con el VIH/SIDA ¿puede quedar infectado?
Nadie ha sido infectado por el virus de esta manera. Aun cuando la herida sangre, la cantidad de virus que pueda haber en la saliva, no es suficiente para que se de la transmisión del virus.

¿Puede una persona con el VIH trabajar en un hospital?
El hecho de tener el VIH, no constituye una contraindicación al trabajo en el medio hospitalario ni en ningún otro.
Si la persona entra en una fase de inmunodepresión, puede correr riesgo al trabajar en algunos servicios, particularmente en los de enfermedades infecciosas, donde algunos gérmenes lo podrían contagiar más fácilmente que a otras personas no inmunodeprimidas.
La situación debe estudiarse en función de la fase evolutiva de la infección. El médico jefe puede recomendar algunas precauciones e incluso un cambio de puesto.


Agrupación de Personas, Amigos y Familiares que viven y/o trabajan con el vihsida en Chile



consultas@vih.cl

volver a temario

ir arriba
ir a próxima página

miércoles, 10 mayo 2017
Última modificación: Mayo 2017
E.V. Sistemas +56 9 9 397 89 59 - Todos los Derechos Reservados ®